Los mejores tips para imprimir mejor

Hol@ todos!

Para el usuario que imprimemejor les presento:

Nueva serie de impresoras Epson Work Force Pro WP4020 y WP4530, disponibles para Costa Rica en exclusiva a partir de marzo 2014.

Catalogada la impresora más veloz del mundo, con alta calidad de impresión, cartuchos “Endlees” con capacidad  20 veces mayor a los convencionales y ahorro de hasta el 95% en comparación con tecnología láser.

Además incluye: ciclos mensuales de alto tránsito, tarjeta de red, wifi, duplex automático, doble bandeja de carga, y mucho más.

Disponible también en versión Multifuncional (WP4530)

Epson sorprende a los usuarios de impresoras de inyección de tinta, con un modelo que compite directamente con la tecnología de impresión láser convencional. Su diseño es similar a una láser, sin embargo tiene muchísimas bondades que le incorpora la tecnología de inyección, entre ellas su eficiencia, velocidad, bajo costo de adquisición-mantenimiento .

Si desea mayor información, no dude en contactarme!

Saludos

Ronny González
Tel:(506) 8320-4426
rgonzalez@inksolutions.cr

Hola mi nombre es Ronny González y soy el creador de  imprimemejor.com. Desde hace 6 años distribuyo sistemas continuos para ahorrar tinta en las impresoras de muchos hogares y empresas costarricenses. Les comparto este impresionante video  para que vean el rendimiento que obtienen al usarlos.

El video muestra una equivalencia de los cartuchos convencionales necesarios para igualar la cantidad de tinta de un sistema continuo.
Compártelo a tus amigos y familiares, esto les hará ahorrar mucho dinero.

Para mayor información:

Ronny González

Tel: (506)8320-4426

Todos los días existe la necesidad de imprimir en nuestras labores académicas o bien en nuestros trabajos, es por ello que nos decidimos a comprar una impresora que se ajuste a nuestras necesidades, como lo comentamos en el artículo sobre ¿Cuál es la mejor impresora?

Deseamos sacarle el máximo provecho a nuestras impresoras y que nos dure muchos años, sin embargo, conforme pasa el tiempo, nos toman por sorpresa ciertos mensajes creados por el mismo fabricante para que las impresoras deje de funcionar y la tengamos que llevar a revisión del servicio técnico.

almohadillas llenas

Algunos de estos mensajes,  nos advierten sobre el estado del  “absorbedor de tinta casi lleno”, o bien ”sustitución de partes internas requeridas”, “Almohadillas de tinta casi al final de su vida útil” o simplemente errores que nos indican que nuestro equipo debe llevarse a revisión especializada.

Normalmente estos mensajes nos anticipan el bloqueo de nuestros equipos de forma definitiva, lo cual para muchos se presenta precisamente en el momento que más lo necesitan.

deposito tinta lleno

Al llevar  nuestro equipos a los talleres especializados en la mayoría de los casos, nos recomiendan renovar el equipo, pues nos dicen que el mismo está muy cerca de cumplir su ciclo de vida útil, y que probablemente la “revisión o mantenimiento” tendrá un costo igual o mayor a adquirir un equipo nuevo.

Esto que le ocurre cotidianamente a muchos usuarios, no es sino un fenómeno llamado: Obsolescencia Programada, la cual consiste en diseñar los productos tecnológicos para que no duren para siempre y se dañen o dejen de funcionar en una determinada fecha, prevista por el mismo fabricante.

Si desean conocer más sobre este tema, les  recomiendo ver el documental: Obsolescencia programada televisión española http://www.youtube.com/watch?v=q97DdVViqLg

En el caso específico de las impresoras, lo que ocurre es que ellas tienen un contador interno de impresiones que  va registrando -a lo interno- el número de impresiones y/o fotocopias que realiza el usuario. Este contador  tiene un límite que viene programado por el fabricante para que la impresora al llegar a él, dispare un aviso, advertencia o error al usuario. Normalmente el número máximo de impresiones va de 5000 a 8000 impresiones, según el fabricante.

Resetear la impresora significa simplemente, devolver ese contador interno al principio (comenzar de cero), como si estuviéramos estrenando nuevamente el equipo.reset 2

La impresora deja de funcionar, para que el usuario, lleve a servicio técnico el equipo, y lo que normalmente se hace en estos lugares es resetear la impresora y al mismo tiempo limpiar unos depósitos internos de la impresora donde va a caer toda la tinta residual que resulta de los procesos de limpieza, dentro de casi todas las impresoras hay unas almohada o esponjas que reciben toda esa tinta de desecho.

Aquí le vamos a dar algunas recomendaciones, para sacar el máximo provecho a tus equipos de impresión, aun cuando aparecen esos bloqueos programados. Para ello es importante que investigues un poco en internet e incluso visites páginas de Rusia, ¿qué le parece?.

En el mundo cibernético, hay un gran grupo de usuarios que están dispuestos a ayudarles a solucionar sus problemas técnicos  de forma fácil y económica.

A continuación le recomendamos que deben de hacer cuando sus impresoras entren en este estado de bloqueo:

1.- Primero que todo debes de estar seguro que el error o mensaje preventivo que envía su impresora corresponde precisamente a las descripciones indicadas arriba, por ejemplo: depósito de tinta lleno.

2.-Antes de que la impresora deje de funcionar, debes de ubicar e inscribirse en diferentes foros  como por ejemplo:  yoreparo.com o bien epsonianos.com , buscando luego referencia al número de error que se les está presentado, o bien la situación específica que describe lo que le está pasando a su equipo. También existe una página rusa (www.ssclg.com/epsone.shtml) que facilita a los usuarios de cierta marca de impresoras muy conocida a nivel mundial, algunos de  los programas necesarios para realizar el reseteo  de sus equipos.

Es muy importante tener paciencia para leer detenidamente las preguntas, respuestas e instrucciones de los participantes, pues la mayoría de veces, se incluyen los accesos para descargar las herramientas necesarias para realizar el proceso de reseteo.ssc service

3.-Una vez que hayas leído bien los materiales, utiliza los programas que se facilitan, y sigue las instrucciones para realizar el proceso de desbloqueo.

4.-Si lo logras exitosamente, haz descubierto como sacar un provecho adicional a tus equipos. Sino lo logras a la primera, debes tener paciencia y seguir buscando una solución, o bien revisar si se omitió algún paso de las instrucciones.

5.-Debes tener muy claro que el reseteo puede ayudar, sin embargo no es infalibles, pues como recordarás, existen unas almohadillas internas en las impresoras que deben de limpiarse, pues de no hacerlo se puede acumular tanta tinta que se pueden producir derrames internos en el equipo que pueden generar un corto circuito o bien daño de componentes internos.

6.-Algunos especialistas en el tema recomiendan resetear máximo tres veces un equipo sin realizar limpieza. Si se desea seguir reseteando, deberá realizarse la limpieza de los depósitos internos, o bien realizar una modificación a la configuración original e instalar un depósito externo de tinta que puede limpiarse más fácilmente.

Así las cosas, esperamos ayudarte a sacar el máximo provecho a su inversión y además la próxima vez que vea un amigo o conocido, preocupado por esta situación, sabrá que puede brindarle una ayuda de mucha utilidad.

Recuerda que lo importante no el que imprime primero, sino el que imprime mejor!impresora feliz

Si deseas más información, escríbeme a:

Ronny González A. rgonzalez@inksolutions.cr

Hol@ todos.

¿Cómo aumentar el rendimiento de sus cartuchos?

La respuesta a esta interrogante es una de las más buscadas por usuarios, pues todos sabemos que los cartuchos convencionales no duran lo suficiente y por su costo queremos sacarles el máximo provecho.

A continuación les comparto algunos consejos para lograr un mayor aprovechamiento:

1.-En la medida de sus posibilidades, trate de usar cartucho originales o sistemas continuos de calidad, pues muchas de las opciones de cartuchos genéricos disponibles en el mercado obstruyen los cabezales de la impresora, convirtiendo ese “supuesto ahorro percibido” en un futuro gasto de reparar o comprar una nueva impresora. Entre más barato sea la opción genérica, más posibilidad hay de que sea de mala calidad y genere daños.

sello de sistema de ahorro energético

2.-Mantenga siempre conectada y encendida su impresora al fluido eléctrico, pues cada vez que usted la apaga y vuelve a  encenderla se realizan micro ciclos automáticos de limpieza que consume un poco de tinta. Es por ello que entre menos se apague, más rendirá la tinta que está en los cartuchos. Ahora todas las impresoras incorporan un sello “Energy Star“, que significa que entran automáticamente un reposo  hibernación luego de algunos minutos de no recibir señales del driver.

3-Conecte su impresora al regulador de voltaje, UPS o regleta especial. Los altibajos en el fluido de electricidad que experimentamos a diario, pueden perjudicar los equipos electrónicos, ente ellos la impresora y sus componente. La mayoría de cartuchos tienen un chip electrónico y otros incluyen el cabezal de impresión que se ve muchas veces dañado por este tipo de situaciones. Esto le ahorrará estar comprando nuevos cartuchos por este tipo de falla.

4.-Utilice el modo de impresión económico, rápido o borrador- pero no se abuse-.  Dentro del cartucho, la tinta tiene varios propósitos, uno de ellos es ser refrigerante. Cuando se imprimen tandas mayores a 20 páginas, el cabezal de impresión comienza a calentarse por el trabajo continuo y la tinta ayuda a enfriarlo. Cuando usamos modo económico, la cantidad de tinta que pasa por el cabezal es muy poca, y esto hace que la cabeza no pueda enfriarse lo suficiente, generando un desgaste mayor de los componentes internos. La recomendación es que utilicen modo estándar, normal o texto-gráfico, cuando las órdenes de impresión sean superiores a 20 páginas.

5.-Realice limpieza de cabezales, sólo si es estrictamente necesario e inevitable. Las limpiezas de cabezales son procesos que  utilizan gran cantidad de tinta para eliminar cualquier obstrucción de los cabezales de impresión. Entre menos procesos realice, más van a rendir sus cartuchos. Muchos usuarios cometen el error de realizar limpiezas periódicas sin saber que con ello están consumiendo sus cartuchos de tinta más rápidamente. El uso de cartuchos genéricos o tinta de mala calidad hacen que se tengan que realizar constantes limpiezas y por ende se crea un círculo vicioso de consumo de tinta.

6.-Sáquele provecho a los colores. Dentro de las preferencias de impresión de su equipo existe la opción de poner a la impresora a utilizar sólo los colores para generar todas las combinaciones posibles incluidas el color negro. Algunas personas corren a comprar cartucho negro, sin saber que pueden salir del apuro usando sus cartuchos de color. En los modelos canon, y algunos hp, es muy fácil realizar este cambio. Vaya a preferencias de su impresora busque herramientas o utilidades e ingrese a configuración de cartuchos. Haga la prueba y verá que puede sacarle un provecho importante a esta opción.

7.-Valore ¿qué imprimir? Cada vez que esté frente a un correo electrónico interesante, o un documento que desee conservar o leer posteriormente, pregúntese si es realmente necesario imprimirlo o existe alguna otra  alternativa para conservarlo y revisarlo posteriormente.  Puede copiar y pegar el contenido en un procesador de texto, o bien generar también un documento en formato PDF, para leerlo posteriormente. Consulte a los maestros o profesores de sus hijos o los suyos, si puede enviarles las tareas o proyectos en forma electrónica a su correo electrónico. Esta es una práctica cada vez más común y le ahorrará mucha tinta y papel, además de que ayuda a conservar el medio ambiente.

8.-Investigue sobre cómo recargar sus cartuchos o bien instalarles un sistema continuo. Estas son alternativas para ahorrar en su día a día. En el sitio http://www.imprimemejor.com encontrará recomendaciones importantes sobre estas prácticas, que sin duda  le van a ahorrar buena cantidad de recursos.

El poner en práctica estos consejos le generará ahorros en sus actividades diarias, y además le permitirá optimizar el uso de sus recursos actuales para que saque un mayor provecho de su inversión.

Recuerde que la primera impresión siempre será la más importante, y por si fuera poco: ¡el que imprime de último,  imprime mejor!

Ronny González A./ rgonzalez@inksolutions.cr

Quisiera compartirles una nueva forma de imprimir que les permitirá ahorrar mucho dinero.

Se trata de los sistemas de tinta continua, conocidos en inglés como: Continuous Ink Supply System (CISS), que consisten en un  kit o accesorio que se instala a la impresora y le suministra tinta a granel en forma automática y continua, eliminando la necesidad de utilizar cartuchos -en forma habitual-, y aumentando la capacidad de impresión hasta 20 veces.

Se basa en la tecnología de operación de las impresoras de gran formato conocido con plotters, mismos que son utilizados en la industria gráfica para imprimir altos volúmenes a un menor costo y en forma eficiente, ya que permite ahorros del 90% respecto de seguir en las prácticas convencionales.

Opera de una forma simple mediante la cual, el equipo de impresión se alimenta de unos tanques externos que contienen la tinta y la misma viaja por unos tubos a los cartuchos o cabezales de impresión, conforme estos van necesitando tinta. Luego una vez que los tanques se van agotando, los usuarios compran tinta en botellitas para cargarlos, y así sucesivamente logran un ahorro considerable.

La succión de la tinta se logra mediante el vacío que tiene todo el sistema.  Para ilustrarlo más fácilmente, presten atención a lo que ocurre cuando tomamos un refresco utilizando una pajilla (sorbete, popote, etc.). En este ejemplo, nuestra boca, hace la succión como un cartucho, y los capilares los que hace es transportar el líquido desde los tanques. ¡Así de simple es!

Esta tecnología fue desarrollada en las regiones de Australia y Asia en los años noventa, y se ha ido especializando y minimizando cada vez más, al punto de estar disponible en casi todos los países y para todos los modelos de impresoras.

Los tres principales componentes de un sistema continuo son: tanques de alimentación, capilares-tubos, y cartuchos-cabezales. Los primeros normalmente son plásticos o de policarbonato, con capacidades que van de los 50 ml y hasta 100 ml por color. Los capilares o tubos, son por lo general de un material flexible y resistente como el silicón. Los cartuchos son como un clon de los cartuchos originales del fabricante, solo que vienen diseñados para reutilizarse continuamente gracias al reseteo de la señal de que se han agotado (chip de reseteo).

Los fabricantes de impresoras han luchado fuertemente para evitar que los usuarios los utilicen, pues con ello pierden su principal negocio, que es la venta recurrente de cartuchos con cantidades limitadas de tinta (la capacidad promedio de un cartucho va de 5ml a 7ml de tinta). Es por ello que han incorporado diferente mecanismos de defensa como chips en los cartuchos, contadores de nivel de tinta y otros que envían señales al driver para que el usuario se vea obligado a cambiar el cartucho constantemente.

En próximas publicaciones les mostraré una importante marca de impresoras que ya ha decidido incorporar esta tecnología en sus equipos originales antes que seguir luchando con lo que se ofrece en el mercado. “Si no puedes contra ellos, mejor únete”

Las principales ventajas de utilizar un sistema continuo de impresión son:

  • Se aumenta la capacidad de impresión hasta 20 veces por tener mucho más cantidad de tinta en los tanques, en comparación con lo que contiene un cartucho convencional.
  • Se obtiene un ahorro promedio en el costo de la tinta que ronda el 90% si lo comparamos con el gasto tradicional de reponer constantemente cartuchos con cantidades menores de tinta.
  • Se elimina la necesidad de estar comprando cartuchos de tinta y con ello se aprovechan aún más los recursos monetarios para comprar únicamente la tinta de recarga.
  • Se aumenta la vida útil de la impresora hasta en un 40% por no requerir constante ciclos de limpieza o alineación de cabezales como ocurre con el cambio constante de cartuchos.
  • Si se tiene un buena calidad de tinta, se logra igualar e incluso mejorar la calidad que ofrece el fabricante en su tinta original.
  • Nos volvemos más amigables con el ambiente, pues ya no desechamos cartuchos convencionales, que por lo general irían a parar al basurero.
  • Está disponible para casi todas las marcas existentes de impresoras de inyección de tinta.

En cuanto a sus desventajas podríamos decir:

  • Requiere una mayor pericia o involucramiento en la función cotidiana de impresión por parte del usuario.
  • No está diseñado para ser portátil, por lo que nos complica un poco la logística si debemos cargar con nosotros la impresora de un lugar a otro todos los días.
  • Podría generar errores o alertas a la hora de imprimir sino se instala de forma adecuada.
  • Si se utiliza tinta de mala calidad, puede obstruir los cabezales de impresión o bien experimentar problemas de secado de tinta, o mala combinación de colores.

Como hemos compartido en artículos anteriores les aconsejo siempre informarse sobre las opciones disponibles en el mercado, evaluar el nivel de servicio que ofrece, la calidad de los materiales del sistema y de la tinta, la forma de comprar las recargas, sus presentación y las garantía que se ofrecen.

En Costa Rica por ejemplo, he visto algunas empresas y personas físicas que ofrecen esta tecnología, sin embargo en las investigaciones que he realizado, solo una de ellas me ha convencido pues  ofrece, atención al cliente, producto de calidad, servicio técnico especializado, garantía de satisfacción al 100%, entrega inmediata y  servicio a domicilio.

Por eso cuando usted se informa, investiga, cuestiona, analiza y prueba, verá que le ira mejor.

Recuerde que la primera impresión siempre será la más importante, y por si fuera poco: ¡el que imprime de último,  imprime mejor!

Ronny González A./ rgonzalez@inksolutions.cr

Existen diferentes formas para lograr un ahorro en los gastos de impresión. Vamos a hablar de una práctica mucho más común y conocida entre los usuarios, llamada Cartuchos Genéricos

Cartuchos Genéricos:

Comencemos por descifrar un poco el significado de estas dos palabras. Según el Diccionario de la Real Academia Española  cartucho significa “dispositivo intercambiable, provisto de lo necesario para que funcionen ciertas máquinas, aparatos e instrumentos”. Y por otra parte genérico significa, “común a varias especies” o bien si lo referimos a un medicamento, “que tiene la misma composición que un específico, y se comercializa bajo la denominación de su principio activo”.

En palabra sencillas se podría decir que es un cartucho de tinta que tiene una marca diferente a la del fabricante de la impresora que lo utiliza, pero que se supone tiene la misma composición de su tinta, y funciona para varios tipos.

Ahora que sabemos de qué se trata, podemos decir que en el comercio abundan este tipo de soluciones, con diferentes  calidades y especificaciones.  Es por ello que debemos ser cuidadosos si queremos utilizar esta alternativa para abaratar un poco nuestros gastos de impresión.

Algo muy interesante y que probablemente lo has visto en el mercado, es que la mayor cantidad de cartuchos genéricos está disponible para impresoras que tienen la cabeza de impresión a lo interno  del equipo, y no en el propio cartucho; las impresoras que usan cartuchos delgados independientes y sin cabezal son un buen ejemplo de ello.

Eso nos hace preguntarnos, el ¿por qué no los hacen para todas las marcas?.  La respuesta es muy sencilla: ¡costo de fabricación y tecnología!

Cuando el fabricante no incorpora la cabeza de impresión en el cartucho, es más fácil copiarlo y reproducirlo. Mientras que en el otro caso, le saldría demasiado costoso y no es rentable para el precio en que se venden este tipo de cartuchos.
Dentro de las ventajas que se pueden obtener de usar un cartucho genérico, está el menor precio respecto del costo del cartucho original, además de que tenemos variedad de marcas y calidades para probar cual se adecua mejor a nuestras necesidades.

La balanza tiende a inclinarse más a aspectos negativos, pues en la guerra de precios y competencia que tiene este mercado, la ventaja de precio se vuelve un arma de doble filo, pues hay muy malas calidades de tinta y se corre muchas veces el riesgo de que el cartucho no sea reconocido por la impresora, o bien que me obstruya la cabeza de impresión. En ambos casos estamos poniendo en riesgo nuestro bolsillo.

El que una impresora funcione con un cartucho genérico, no quiere decir que sea un buen cartucho o bien el adecuado.  En la mayoría de casos que he visto, los usuarios comienzan a experimentar un deterioro progresivo en la calidad de impresión, derivado de la obstrucción de cabezales, generado por la tinta de mala calidad. Esto va a requerir más mantenimientos (principalmente limpieza de cabezal, pruebas, etc.) lo cual conlleva a gastar más tinta y a disminuir la vida útil del equipo.

He visto obstrucciones que requieren un servicio técnico de desarmar la impresora y sumergir la cabeza de impresión en disolventes que arrancan los residuos de tinta y partículas. Este tipo de reparaciones deben realizarse con cuidado y con conocimiento, además conllevan muchas veces un pago por los servicios.  Si quiere ver un poco esta aventura,  basta que consulte videos en YouTube en indique por ejemplo: limpieza de cabezas.

Respecto de la garantía de este tipo de cartuchos, les puedo comentar que no he visto ninguna marca que garantice el reconocimiento en la impresora, o bien que reembolse  el dinero al cliente si no le funcionan.  De hecho algunos comercios le recomiendan el cliente usarlos en forma alternada con cartucho originales,  ¿por qué será…?

Hay que tomar en cuenta también que el usar cartuchos genéricos, no quita la necesidad de estar comprando constantemente cartuchos, y no nos salva de que se nos acabe uno en plena impresión del trabajo final o la presentación. Asimismo, conforme las impresoras van quedando obsoletas, les va a ser más difícil encontrarla en los comercios pues, se va a ir dando prioridad a los modelos del momento.

Como les comenté al inicio, los cartuchos genéricos son otra alternativa en el mercado para estirar el presupuesto de impresión. Quien las utilice debe informarse sobre la calidad de la tinta que contiene y conocer sobre las limitantes que tendrá.

En la próxima publicación hablaremos sobre sistemas continuos de impresión;  otra alternativa interesante que combina las bondades de la recarga y el genérico, pero que las complementa con otros beneficios.

Cualquier consulta o comentario al respecto, será un gusto aprender y/o colaborar.

Recuerde siempre que la primera impresión siempre será la más importante, y por si fuera poco: ¡el que imprime de último,  imprime mejor!

Ronny González A./ rgonzalez@inksolutions.cr

En virtud del alto costo de los cartuchos para impresoras, se han ideado diferentes tácticas con el fin de estirar un poco el rendimiento y sacar algún provecho adicional a la inversión que ya de por si se debe realizar periódicamente.

Les comparto algunas de las experiencias de  usuarios que realizan recarga y algunos consejos que les ayuden a imprimir mejor.

Recarga de tinta:

Es una práctica un poco misteriosa y además es censurada completamente por los fabricantes de cartuchos originales. Consiste en que el usuario realiza una o varias cargas de tinta manualmente dentro de los cartuchos utilizando jeringas o agujas.

La mayoría de las tintas que ofrecen para este fin, no reúne las condiciones de calidad y especificación del fabricante, pues en el mercado abundan malas calidades a un bajo precio, para seducir al público.

Los usuarios aprovechan de tres a cinco recargas de los cartuchos, sin embargo experimentan casi siempre complicaciones técnicas como derrames de tinta en su manos, escritorios o dentro de sus impresoras -en el mejor de lo casos-, o bien problemas técnicos de no reconocimiento de los cartuchos, y en algunos  más graves obstrucción de los cabezales de impresión de sus equipos, y/o daño permanente.

Hay fabricantes que incorporan el cabezal de impresión como un elemento interno de la impresora, como el caso Epson, o bien aquellos que lo diseñan como una parte consumible unido al cartucho caso de Canon, HP y otros.

En el primer tipo, la obstrucción del cabezal tiende a ser más grave, pues al ser un elemento interno, nos obliga a requerir soporte técnico especializado para que puedan limpiarlo, o cambiarlo. Esto trae como consecuencia mayor gasto o bien que dañemos permanentemente la impresora.

Cuando el cabezal de impresión vienen dentro del cartucho es menos complicado, pues al observarse una obstrucción de la cabeza de impresión, los usuarios simplemente compran un nuevo cartucho y con ello adquieren nuevo cabezal de impresión que les permite continuar el proceso de recarga.  Vale la pena resaltar que este tipo de cartuchos es más costoso por tener cabezal incluido, lo que hace que los usuarios deban de pagar entre 3 y 6 juegos de cartucho al año para mantener la impresora en funcionamiento.

Existen lugares donde se ofrece servicio de recarga de cartuchos y por lo general no permiten al cliente ver el proceso de recarga, además de que le advierten que no garantizan que los cartuchos puedan funcionar al instalarlos nuevamente. Lo anterior nos confirma gran parte de los riegos que se asumen a realizar éstas prácticas.

Si usted recarga actualmente sus cartuchos, le puedo recomendar lo siguiente:
•    Investigue, busque y lea información en foros sobre temas relacionados con este tema, recuerde que no todo lo que está en internet es cierto o funciona. Trate de aplicar el sentido común, a la hora de evaluar algún proceso o recomendación.
•    Asegúrese que la tinta que compra sea de buena calidad, no caiga en la trampa de que le venden un litro de tinta a un precio ridículo- ya por ahí va mal la cosa-. Para conseguir una buena tinta debe tener claro que la misma sea fabricada de acuerdo a la marca de la impresora, no coma cuento de que la tinta le sirve a varias marcas, eso la cataloga automáticamente como tinta genérica.
•    Asegúrese antes de realizar la recarga que los cartucho, no estén bloqueados por el chip de conteo que trae incorporado el cartucho, pues esto impide que el mismo imprima aunque usted lo haya recargado al máximo.
•    Tenga a mano dos juegos de cartuchos, para que pueda alternar la carga de unos, mientras utiliza otros. Esto ayudará a realizar el proceso con más calma, y además aumenta la durabilidad de las cabezas al darles un descanso entre cambio y cambio.
•    Evite realizar perforaciones pronunciadas a los cartuchos o bien destaparlos del todo como algunos recomiendan. Esto hace que les entre aire y se pierda el efecto de vacío que diseña el fabricante.
•    Nunca toque con sus manos los contactos electrónicos que traen los cartuchos en la parte de atrás, pues la suciedad, grasa, o estática de sus manos, puede dañarlos.

Espero estas experiencias puedan ayudarle un poco en este complicado proceso, le invito a leer próximos artículos donde analizaremos otras prácticas más efectivas con sus ventajas y desventajas. Bienvenida cualquier consulta o comentario!

Ronny González A./ rgonzalez@inksolutions.cr